Deporte Local

Publicado en marzo 2nd, 2018 | Por Editor

0

El negocio del fútbol en la mira: Fiscalía Nacional

Exige multa de US$4.7 millones en contra del ente rector y pide eliminar cuota de incorporación a la Primera División B del fútbol chileno.

La Fiscalía Nacional Económica presentó un requerimiento en contra de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) por restringir la libre competencia en el desarrollo de la Primera División B del fútbol chileno.

La Fiscalía solicitó al TDLC que ordene a la ANFP el cese de la conducta imputada y le imponga una multa a beneficio fiscal de 5.000 UTA, equivalente aproximadamente a US$ 4,7 millones.

“La FNE plantea que la exigencia de la cuota afecta la capacidad competitiva del club que asciende a Primera B, porque lo obliga a comprometer sus ingresos futuros por un periodo de tiempo considerable, impidiéndole invertir en el plantel en condiciones similares al resto de los clubes de la categoría”, aseguró la Fiscalía.

Esto luego que la ANFP exigiera como requisito para ascender a dicha división el pago de una cuota de incorporación que “impide, restringe y entorpece la libre competencia en el mercado de los espectáculos deportivos generados en base a los partidos del respectivo campeonato” a partir del año 2011.

“Tal práctica es una barrera artificial al ingreso de nuevos competidores al mismo y afecta significativamente la capacidad competitiva de los clubes entrantes, en detrimento de la intensidad competitiva en el mercado”, sostuvo la FNE ante el TDLC.

Hasta noviembre de 2011, el fútbol profesional chileno constaba de dos divisiones: Primera División y Primera B. Existían ascensos y descensos entre ambas, y entre Primera B y Tercera División que pertenecía al fútbol amateur.

Anualmente, el campeón del torneo de Tercera División obtenía el derecho de ascender al profesionalismo. Para ello debía cumplir con una serie de requisitos. En particular, debía contar con el respaldo y solvencia económica. Adicionalmente, el club campeón de la Tercera División debía pagar una cuota de incorporación de 1.000 UF para ingresar a la asociación y competir en en la Primera B.

Sin embargo, en sesión del Consejo de Presidentes del  30 de septiembre de 2011, el presidente del Directorio señaló que 1.000 UF era una cuota de incorporación demasiado baja. Posteriormente el ente rector del fútbol resolvió elevar la cuota a 50.000 UF.

A través de un comunicado, y tras la publicación de este artículo, la ANFP se pronunció respecto al tema. “La institución manifesta que se encuentra estudiando el requerimiento para presentar una respuesta y seguir colaborando con las autoridades de libre competencia. En todo caso, la existencia de la cuota de incorporación no ha impedido, restringido ni entorpecido la competencia entre los clubes. En efecto, todos los clubes que han ascendido deportivamente a Primera B han participado en esta categoría”, respondió la entidad presidida por Arturo Salah.


Sobre el Autor



Volver arriba ↑
  • Contáctenos / Servicios

  • Estamos en Twitter

  • Canal


Mostrar
Esconder